Amores como pocos, como muchos

Una lagrima, un beso, un suspiro, un te amo. Todo es igual, cíclico con el mismo tempo, con el mismo ritmo. Vienen y van. Se conocen, se descubren, se aman, se adoran, crean moldes y corazas de ilusión se cristalizan y se van. Se duelen y se olvidan, se lamentan, se arrepienten. Se interrumpen y todo vuelve a empezar.

Ellos se entrelazan en promesas, se sostienen con sonrisas, se desean con caricias. Los amantes juegan a quererse hasta el final, porque no hay nada más caótico que soltar, o dejarse caer, para ser rescatado.

Los amantes inmortales, los que viven cada segundo y cada minuto, con la adrenalina en el pecho sacrificando un momento de vida por un momento en el cielo.

Los amores platónicos que desean en la mente y aborrecen la realidad. Cuando la fantasia pende de un hilo tocando el hilo de la realidad, hebras que cortan como navajas cuando se tocan y cada una deja de ser igual.

Los amantes que se quieren sin esperar, que soportan la distancia y el tiempo para soñar con un final. Los amantes que se amarran con cuerdas, y no se dejan soltar.

Los amores tóxicos que se vuelven cicuta en el corazón,tan dañinos y enfermos son su elixir de amor.

Los amantes imposibles, retratan su universo basado en una idea lejos de la realidad. Tejiendo verdades colgadas de papel, que se rasga por el peso de su propia incensatez

Los amantes todos diferentes y todos iguales van a un son del mismo latir, que despierta en las mañanas y lloran cuando llega su fin.

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s